Seleccionar página

Es el sueño de muchos, tenemos que admitirlo. Armar su negocio sobre cuatro ruedas, diseñar un menú y que llegue el éxito. Pero aunque suene fácil, realizar un food truck tiene muchos trucos y secretos que hay que tener en cuenta. A continuación te damos algunas claves al momento de diseñar tu negocio:

  • Elegir el equipamiento gastronómico adecuado: un food truck tiene que poder responder a una alta demanda en poco tiempo. Acá son fundamentales los tamaños de los equipos y el lugar donde cada uno va a ir ubicado. No es lo mismo tener una freidora industrial grande que ocupa la mitad de la camioneta que una freidora industrial pequeña que pueda cubrir una buena demanda. Es clave mantener la mente fría y pensar los equipos gastronómicos a implementar en base al lugar disponible.

 

  • Buscar la rentabilidad: además de la idea romántica de vender comida desde un food truck, no tenemos que olvidar que este es un negocio como otro cualquier otro y que por lo tanto tiene que ser rentable. Antes de armar el local móvil hay que tener en claro cuántos comensales vamos a atender por día antes de empezar a percibir ganancias, hay que calcular los gastos fijos y el costo de la materia prima para obtener los ingresos necesarios teniendo en cuenta el gasto promedio del cliente. Una vez que conozca esos números, hay que analizar si la capacidad del food truck es apta para cubrir esos números. Es imprescindible conocer muy bien nuestros números antes de iniciar la actividad.

 

  • Imagen: no hay que subestimar el poder la imagen. Un food truck necesita tener buena publicidad, ser un lugar limpio, agradable, que den ganas de comer ahí…y poder comunicarlo! Y la mejor manera de comunicar es usar todo lo que está a nuestro alcance: la web, las redes sociales, la presentación comercial y la propia imagen personal.

 

  • Asociarse: hoy en día existen asociaciones que ayudan con la promoción y organizan festivales. Existen la Asociación Argentina de Food Trucks y Asociación Argentina de Gastronomía Móvil por nombrar dos ejemplos.

 

Pensar en grande: si aún no sale la legislación en tu provincia para poder ubicar el food truck en cualquier lado, hay que buscar alternativas: ferias locales, casamientos, fiestas de quince y exposiciones son buenos lugares para pensar dónde poner nuestro food truck.