Cocinas al aire libre: Todo el sabor en primavera

El sol comienza a calentar de nuevo y nos tienta a salir. Son cada vez más los planes que hacemos al aire libre pero, cuando la fatiga nos agota, queremos darnos un respiro. ¿A quién no le agrada sentarse al resguardo de un techo pintoresco o del follaje de los árboles para disfrutar de una comida? En esta época a todos nos gustan las cocinas al aire libre.

Son un favorito de muchos no sólo para degustar algo rico sino para que los rayos agradables y tenues del sol primaveral nos den en la cara. También es un placer estar en contacto con cocinas al aire libre donde se despachan las delicias, cerca de las mesas del exterior que comienzan a ser ocupadas.

Las cocinas al aire libre son más que un espacio dentro de un restaurant, son un atractivo en sí mismo. ¿De qué manera lograr un espacio reconfortante y llamativo sin perder funcionalidad? En esta nota te lo contamos.

Una cocina para cada clima

A pesar de la época del año hay algunos aspectos que no cambian. Para construir una cocina al aire libre hay que tener en cuenta el tipo de clima de la zona ¿Es un clima húmedo y lluvioso? ¿Es seco pero calmo? ¿Suelen haber ráfagas de viento? Como en todo proyecto  arquitectónico, estos puntos tienen que ser tenidos en cuenta desde el comienzo.

Con un clima cálido y húmedo, como en el caso de Capital Federal, hay que considerar las horas de sol, su orientación y la sombra que podamos lograr. Estos tres factores son la diferencia cuando la temperatura comienza a apremiar y no podemos recurrir a ningún otro tipo de ventilación. También es importante pensar la iluminación. Durante el día la luz natural puede necesitar un refuerzo y, por la noche, la iluminación que coloquemos será la única fuente que nos permita trabajar. Además, la cocina será un punto de iluminación atractivo en el salón ¡No desaproveche la oportunidad para pensar un diseño agradable y funcional!

El plan es distinto si nuestra cocina va a ser instalada en zonas agrestes donde las temperaturas varían radicalmente entre el día y la noche. En estos casos la estrategia a incorporar en nuestra cocina tiene que contemplar resguardos desmontables, como cortinas de cañas o toldos sujetos de manera segura para evitar que se desprendan en plena labor. También es importante el tipo de vegetación que nos rodea. Si la cocina se va a encontrar al resguardo de árboles es un plus para zonas con climas ventosos. No sólo serán un alivio para los cocineros sino para nuestros comensales que podrán disfrutar de nuestros platos sin la incomodidad de las ráfagas de viento arremolinadas sobre la comida.

 

Elija materiales resistentes

Combinar de manera agradable los materiales que necesitamos para nuestra cocina es el segundo punto a considerar. Como dijimos, la cocina al aire libre es un espacio central y llamativo de su oferta gastronómica, por lo que no se puede escatimar en su estética.

Ya sabemos el tipo de clima en el que va a estar nuestra cocina. Esto permite incorporar y desechar algunos materiales pero en general, las que van a ir en cualquier zona, son los que garantizan resistencia. La piedra natural, el acero y el hierro son las opciones para armar una estructura firme para nuestra cocina. Estos materiales además de ser duraderos y fáciles de limpiar, tienen buena resistencia para emplazamientos en el exterior. No podemos dejar de lado los recubrimientos que le darán más vida útil a nuestra cocina, como las lacas y la pintura para exteriores; también tenemos que garantizar un espacio de trabajo funcional: cubrir el suelo con pavimento antideslizante evita que los cocineros sufran percances en un piso que puede estar húmedo por el ambiente o por gotas de rocío que se filtran en las correntadas de primavera.

No se olvide de combinarlos de manera prolija y llamativa. Las mesadas pueden estar revestidas en piedra en la parte exterior y contar con uniones en madera para variar y lograr una estética rústica y profesional.

 

Aspectos funcionales

Nuestra cocina al aire libre puede ser un emplazamiento que acompañe a una cocina interior, y que se utiliza durante una porción del año o puede ser montada para realizar eventos o platos espaciales. En cualquiera de los dos casos es importante contar con una logística que contemple el almacenamiento tanto de platos como de comida.

Planificar espacios de almacenamiento evita los tiempos muertos y agiliza el trabajo, ya que cada chef cuenta con el mobiliario y el espacio adecuado para poder realizar los platos sin la necesidad de buscarlos en la cocina interior.

Un espectáculo al aire libre

En otras oportunidades una cocina al aire libre se realiza para alguna ocasión especial como las ferias gastronómicas, eventos de catering o algún espectáculo que el restaurant proponga. Trasladar la cocina hacia afuera de manera versátil y cómoda es posible.

No es necesario una inversión escandalosa ni lujos innecesarios, lo importante es saber qué tipo de servicio vamos a ofrecer: ¿Será comida al paso? ¿Viandas para disfrutar en un salón armado para la ocasión? Todo ello nos ayuda a afilar el lápiz y hacer un listado con lo necesario para nuestra cocina al aire libre.

Nuestra cocina al aire libre se puede traducir en una mesada desplazable que cumpla con todas las funcionalidades de una cocina profesional, o bien, contar con sistemas modulares que se adaptan a las dimensiones del lugar. Existen muchas opciones según el tipo de proyecto que tengamos.

 

Cocinas al aire libre de Ingeniería Gastronómica

A lo largo de nuestros años de trabajo en diseño y fabricación de equipos para cocina estuvimos al frente de proyectos que nos han asombrado por su originalidad. Tuvimos el agrado de poder asistir a emprendimientos que hoy  son sinónimo de profesionalismo en el rubro.

 

 

Tegui es el mejor restaurant de la Argentina según los “50 Best restaurants of the world” y mudó su restaurante a la bodega de los hermanos Michelini en Mendoza durante el verano de 2018.

 

 

La propuesta estuvo impulsada por el chef Germán Martitegui quien puso en la balanza el calor abrazador del verano mendocino a la hora de seleccionar el equipo de cocina para su restaurant: sabía que optar por calidad iba a dar la frescura necesaria a sus platos de primeros nivel. De nuestro catálogo seleccionó las mesadas de acero inoxidable para la manipulación de los alimentos y nuestros freezeres y heladeras para mantener los alimentos frescos como el primer día.

 

Aunque no es una cocina 100% al aire libre, es una de las parrillas más  emblemáticas de Buenos Aires. Ubicada en el Hoter Four Seasons, es un deleite a la vista con su cúpula vidriada, que recrea realmente un restaurante sin fronteras.

 

 

 

Es la sucursal en Palermo del mítico restaurante de comida peruana del chef Mauro Colagreco. La misma cuenta con un amplio sector al aire libre para disfrutar de un almuerzo o una cena envuelto en la arbolada de Arévalo. El fuerte de los platos tradicionales es el pescado fresco, donde lo primordial es la cadena de frío. Desde Ingeniería Gastronómica proporcionamos nuestros equipos de refrigeración para que La Mar ofrezca lo mejor de sus productos.

 

Los equipos que no pueden faltar

Por último, nuestra cocina al aire libre tiene que contar con todo lo necesario para realizar los platos que nos destacan.  Elegir los equipos que le darán la forma final al proyecto es la tarea que dará cierre a este camino.

Ya sea para una ocasión espacial o para su mesada empotrada al aire libre, no puede faltar un anafe industrial.  Alimentados a gas o por electricidad, permiten cocinar todo tipo de productos en una porción mínima de espacio.

Desde Ingeniería Gastronómica contamos con una serie de anafes compactos que facilitan mucho más esta opción. Fabricados en acero inoxidable duran mucho más que los anafes construidos con otro tipo de materiales, garantizando una cocción potente y profesional.

Otra opción son nuestras cocinas industriales compactas. Fabricadas en acero inoxidable cuentan con todas las facilidades de los equipos de mayor tamaño entre los que destacamos su duración, potencia, e interior de chapa enlozada, lo que distribuye la temperatura de manera homogénea.

Si desea asesorarse sobre cómo instalar una cocina al aire libre no dude en llamarlos al (+54-11) 4754-5000 o escribirnos a nuestro correo: ventas@ig.com.ar.

Comienza la primavera y las posibilidades de su cocina se amplían. No hay límites para acompañar a sus comensales a disfrutar de un clima agradable ofreciendo lo mejor de sus productos.

WhatsApp chat